sábado, 3 de octubre de 2015

Colonia Suiza - Nueva Helvecia - URUGUAY

Un viaje único por la historia, desde los orígenes de la Colonia Suiza Nueva Helvecia hasta nuestros días, recuperando leyendas, anécdotas y vivencias. 

La inmigración europea, las familias de la zona y sus historias, la actividad industrial y comercial, las construcciones que ya no están, las memorias de queridos vecinos, los misterios que encierra cada rincón de la ciudad y mucho más. 

Posiblemente usted nos está visitando desde un lejano lugar, por eso le preguntamos: ¿Conoce nuestra zona? ¿Tiene conocimiento de cómo era en tiempos pasados y las historias vividas?. Nuestra invitación a compartirlas, a conocer más en profundidad lo que aquí aconteció.

Los invito a disfrutar: UN VIAJE IMAGINARIO por la Colonia Suiza Agrícola “Nueva Helvecia”:



Nuestra primera moneda, firmada por el administrador de la colonia, nos identifica. Este viaje me ocurrió titularlo: “PORT RÄTSEL”, el porqué de este nombre, por el momento lo mantendré pendiente:

Autor: Miguel Cabrera Arriaga. 
Programación y marketing: Alvaro y Fernando Cabrera Waller.


Basado en la investigación que vengo realizando a través de los años, junto a mis herramientas para el trabajo de campo, que aquí se las presento:










Cámara, tablet, lupa, navaja y binoculares.

Y con la colaboración de infinidad de amigos, he podido desarrollar un banco de datos que humildemente me parece muy interesante y por el cual trato de unir el pasado con el presente de esta localidad. Las personas del pueblo, nos ven a veces reunidos comúnmente en plena acera de la vía pública. Somos neohelveticos con distinta orientación política, religiosa, deportiva; de distintas generaciones, pero todos con un punto en común: conocer más del lugar que la madre naturaleza nos ha hecho vivir. Y reconozco que ello nos hace pasar momentos muy agradables. En las siguientes páginas, verán aparecer a gente que tal vez a diario ustedes con ellos se cruzan, todos unidos con sus historias pasadas. También a otros que ya físicamente no nos pueden acompañar porque han realizado su transición natural pero, siguen en pensamiento y espíritu con nosotros y para quienes siempre simbólicamente dejamos una silla vacía porque estamos convencidos que ellos fueron en busca de la verdad, esa verdad que algún día nos hará libres interiormente.



La silla vacía siempre permanece esperando al amigo que ya ha hecho su transición física hacia otros planos de frecuencia. Luego de esta presentación los invito a compartir este trabajo, encuadrado dentro de lo dispuesto por la Constitución de la República Oriental del Uruguay: www.Parlamento.gub.uy, en los: Artículo 29.- Es enteramente libre en toda materia la comunicación de pensamientos por palabras, escritos privados o publicados en la prensa, o por cualquier otra forma de divulgación, sin necesidad de previa censura; quedando responsable el autor y, en su caso, el impresor o emisor, con arreglo a la ley por los abusos que cometieren. Artículo 33.- El trabajo intelectual, el derecho del autor, del inventor o del artista, serán reconocidos y protegidos por la ley. Artículo 34.- Toda la riqueza artística o histórica del país, sea quien fuere su dueño, constituye el tesoro cultural de la Nación; estará bajo la salvaguardia del Estado y la ley establecerá lo que estime oportuno para su defensa. Teniendo en cuenta y siendo respetuosos del Código Penal: www.parlamento.gub.uy: Artículo 333. (Difamación) El que ante varias personas reunidas o separadas, pero de tal manera que pueda difundirse la versión, le atribuyere a una persona un hecho determinado, que si fuere cierto, pudiera dar lugar contra ella a un procedimiento penal o disciplinario, o exponerla al odio o al desprecio público. 334. (Injuria) El que fuera de los casos previstos en el artículo precedente, ofendiere de cualquier manera, con palabras, escritos o hechos, el honor, la rectitud o el decoro de una persona.


Enero/2014 Cada terrón, cada piedra, cada árbol posee “algo” que no se muestra a simple vista, “los elementales de la naturaleza”, y ese algo más, es el que me ha hecho investigar desde mi juventud en total silencio. Desde la misma época aquella, en la cual había Códigos para la convivencia de las familias, cuando el ser AMIGO era cosa SERIA y además una fiel alianza. Y por eso no me conformo con solo observar, hay que aprender a sacar la “esencia” como los antiguos rosacruces alquimistas, de los “Elementos que nos rodean”. He ido recabando información con documentación antigua, información verbal de personas amigas que muchas de la cuales hoy día ya no existen físicamente pero sí, sus anécdotas que han quedado sobreviviendo en el pueblo. He consultado trabajos extraordinarios de escritores como: Omar Moreira, Sonia Ziegler, J. Barcon Olesa, Belkis Tourn, Raddy Leyzagoyen, Juan Carlos Fridolin Wirth, Ida Guigou, Dora Allío, Edgardo Malan, Juan Werner Berger, René Sánchez Burwood, Guillermo Mackenzie, José Ramos Jota Erre, Freddy García López, Raúl Egaña Miguel, censos del cónsul suizo G. Hofmann, Doroteo García, de Santiago Häberli tanto el censo como sus anotaciones, los artículos de los periódicos Helvecia, Vanguardia y Colonia Suiza, publicación de Fraunverein, los apuntes de Juan J. Greising. Pero, ahora deseo presentar mi investigación propia.

Estamos convencidos de que se trata del primer archivo digital de estas características que compendia la historia de la Colonia Suiza Nueva Helvecia, esperamos que sea del agrado de los lectores.

Y... qué tal? Luego de vistos y analizados los argumentos, historias, comentarios y fotografías que con mucho gusto hemos presentado para usted que no conoce esta zona, pero que tenía la inquietud de interiorizarse sobre ésto aunque nos separe una gran distancia, ahora cuenta con mucho para transmitir sobre este pueblo de la Nueva Helvecia. Y para quien sí es conocedor de nuestra idiosincracia, esperamos que todo esto le haya ayudado a refrescar hechos y situaciones que ya conocía.

Humildemente estamos satisfechos, el autor y los colaboradores, en haber realizado un trabajo honorario en bien de la preservación de la cultura Neohelvética y de nuestro país.

Esperamos que lo hayan disfrutado.